Epilepsia del Lóbulo Temporal

 

Epilepsias del Lóbulo Temporal 



Los síndromes del lóbulo temporal están caracterizados por la presencia de crisis parciales simples,  crisis parciales complejas, crisis parciales secundariamente generalizadas o combinaciones de ellas. Existe frecuentemente historia previa de crisis convulsivas febriles o de antecedentes familiares de convulsiones no febriles. Las crisis suelen iniciarse en la infancia o adolescencia, apareciendo de manera ocasional a intervalos determinados por el azar o agrupadas en series (cluster). Pueden presentarse alteraciones en la memoria y los estudios metabólicos (Tomografía por Emisión de Positrones: PEAT) revelan una disminución de la actividad metabólica en el lóbulo temporal. Los trazados del electroencefalograma (EEG) pueden presentar descargas de puntas y ondas agudas en uno o en ambos lóbulos temporales.



Las características generales, y que sugieren fuertemente el diagnóstico, son:



     a - crisis parciales caracterizadas por manifestaciones autonómicas (palidez, enrojecimiento de la piel, cambios en la frecuencia cardiaca y/o tamaño pupilar, alteraciones en la presión arterial y/o el ritmo cardíaco, vómitos, sensación de malestar epigástrico, incontinencia, emisión de heces u orina)    o síquicas (ilusiones y/o alucinaciones olfativas o auditivas, distorsión del tiempo, manifestaciones afectivas como trastornos de conducta o ánimo). Las más frecuentes son las alteraciones de tipo epigástricas: náuseas, vómitos, etc.



         b - crisis parciales complejas seguidas en ocasiones por compromiso motor y manifestación de automatismos oroalimentarios (masticación, salivación, etc.) con una duración, generalmente, mayor a un minuto. Pueden presentarse otros tipos de automatismos y el paciente se recupera con un estado confusional y amnesia de lo ocurrido, volviendo a la normalidad de manera gradual.



El electroencefalograma de la epilepsia del lóbulo temporal puede demostrar:



                   1. normalidad

                   2. asimetría de la actividad de base

          3.  presencia de actividad anormal: constituidas por la presencia de puntas, ondas agudas y/o ondas lentas que comprometen a uno o ambos lóbulos temporales, de manera sincrónica o nó entre ambos hemisferios. Pudiendo presentarse dicha actividad de manera difusa y no sólo localizada en los lóbulos temporales

            4. registros de electroencefalografía tomados con electrodos intracraneales, pueden revelar hallazgos anormales no registrados por los electrodos ubicados en la superficie del cuero cabelludo



Existen formas de presentación diferentes en la epilepsia del lóbulo temporal, relacionadas al foco de descarga, entre ellas:



Crisis Amigdalo-Hipocampales (rinoencefálicas o límbicas mesiobasales):

son las formas mas comunes y su sintomatología y signología está descrita en los párrafos superiores de las epilepsias del lóbulo temporal, excepto que los síntomas auditivos pueden estar ausentes. Las crisis están caracterizadas por sensación de malestar  gástrico, náuseas, descargas autonómicas, borborismos, palidez u enrojecimiento del rostro, dilatación pupilar, alteración respiratoria o cardiovascular, miedo y alteraciones olfatorias y gustatorias (generalmente los olores y los sabores son indeseables). Los estudios de EEG muestran las características ya mencionadas.



Crisis Temporales Laterales:

son crisis simples caracterizadas ilusiones o alucinaciones auditivas, estados de ensoñación, alteraciones en la percepción visual o alteraciones en el lenguaje (si el afectado es el hemisferio dominante). Pueden progresar a crisis parciales complejas si se comprometen las estructuras mesiales o si existe propagación a estructuras extratemporales. Los estudios de EEGs con electrodos de superficie, revelan actividad anormal uni o bilaterales en regiones posteriores y mediales del lóbulo temporal.

© 2013 by Victor Alejandro Gaona. All rights reserved.

Centro Medico la Costa

021 217 17 17   /  021 217 10 00​