Definicion de Epilepsia

 

La organización Mundial de la Salud (OMS) y la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) definen a la epilepsia como una afección neurológica crónica, recurrente y repetitiva, de fenómenos paroxísticos ocasionados por descargas de neuronas cerebrales de forma desordenada y excesiva.



Sus causas pueden ser muy diversas y sus manifestaciones sumamente variadas en su presentación, de tal suerte que su sintomatología se ubica dentro de un poliformismo acentuado.


Esta apreciación tiene muchas implicancias, ya que de ella se puede deducir que:


• sus manifestaciones son paroxísticas, lo que equivale a decir que los ataques tienen un inicio brusco y súbito, duran un período de tiempo mas o menos breve y luego tienden a restablecerse las funciones cerebrales


• no son enfermedades evolución y resolución breve, sino que las mismas pueden durar años e inclusive toda la vida de la persona afectada


• su característica fundamental es la repetición de la crisis o accesos, de tal suerte que un solo ataque NO diagnostica por sí mismo una epilepsia


• las crisis paroxísticas están desencadenadas descargas descontroladas generadas en las neuronas (algunos estudios actuales discuten esto y hablan del importante papel que desempeñan otras células cerebrales, tales como las de sostén llamadas células de la glía) que realizan sus descargas de manera simultánea, hipersincronizadas, y que transmiten dichas descargas a otras neuronas cercanas abarcando otros territorios celulares: propagación de las descargas.


• los agentes que las causan son diversos: tumores, traumatismos de cráneo, encefalitis o meningitis, enfermedades metabólicas, trastornos del embarazo y parto, etc., y un mismo agente causal puede generar diferentes tipos de epilepsia según cual sea la zona del cerebro que afecte o la gravedad de dicha afectación


• como el cerebro cumple múltiples funciones, desde las elaboradas funciones intelectuales o cognitivas (memoria, juicio, razonamiento) hasta el participar en el control de otras tales como la presión arterial, movimientos, sudoración, funciones digestivas, etc. Se podría decir que las manifestaciones pueden ser sumamente variadas e ir desde delirios místicos, pasando por alucinaciones e ilusiones, hasta trastornos gastrointestinales (como los vómitos cíclicos) llegando a las convulsiones de tipo muscular que son las mas conocidas, pero no por ello las exclusivas o mas frecuentes.


• por ello se prefiere hablar se síndrome ya que esta palabra alude a un conjunto de síntomas o signos que tienen un mecanismo común de producción pero que pueden ser ocasionados por diferentes agentes causales externos o internos

© 2013 by Victor Alejandro Gaona. All rights reserved.

Centro Medico la Costa

021 217 17 17   /  021 217 10 00​