Cirugía de la Epilepsia

 

 

La más común consiste en reseccionar la región epileptígena del cerebro (productora de convulsiones). La cirugía es por lo general la última opción para pacientes que dejan de responder a los otros tratamientos antiepilépticos. Hay varias opciones quirérgicas según el tipo y posición del foco convulsivo.



La cirugía de epilepsia más acertada es para el tratamiento de convulsiones parciales cuando una lesión clara puede ser descubierta, como en el caso de la esclerosis mediana temporal, o la atrofia de la materia gris en un área muy específica en la punta del lóbulo temporal.

Cuando la lesión está en el lado derecho, las posibilidades son mejores de que el lenguaje no será afectado por la cirugía. Antes de la cirugía, sin embargo, se requiere un monitoreo bien cercano de EEG a fin de localizar el foco de convulsiones con precisión y así prevenir la extracción de regiones funcionales cerebrales. En algunas situaciones una rejilla de EEG es implantada bien cerca del cerebro a fin de obtener un monitoreo más exacto.

Los resultados de cirugía son generalmente buenos, haciéndolo una opción válida para el candidato apropiado. Las familias, sin embargo, deberían estar conscientes de algunas complicaciones quirúrgicas potenciales, la posibilidad (según el tipo) de que las convulsiones pueden seguir después de la cirugía, y que medicamentos puede ser necesarios en combinación con la cirugía para obtener el mejor control de las convulsiones.

(Dr. Rami Grossman)

© 2013 by Victor Alejandro Gaona. All rights reserved.

Centro Medico la Costa

021 217 17 17   /  021 217 10 00​