Epilepsia del Lóbulo Parietal

 

· Epilepsias del Lóbulo Parietal



Son generalmente crisis simples parciales o secundariamente generalizadas; siendo las primeras las más frecuentes si bien, en caso de existir propagación y/o diseminación de las crisis mas allá del lóbulo parietal, es posible que se presenten crisis parciales complejas y/o generalizadas (las crisis de lóbulo paracentral tienen mayor tendencia a generalizarse). Dada la función que desarrolla este lóbulo, las crisis que en él se inician tienen predominantemente manifestaciones sensitivas con variadas características: sensaciones de pinchazos o de descargas eléctricas que pueden estar localizadas a una zona o diseminarse abarcando progresivamente mano, antebrazo, brazo, etc. (con marcha Jacksoniana). 



Puede presentarse sensación de mover una parte del cuerpo o que una parte del cuerpo se está moviendo; en ocasiones se asocia a disminución del tono muscular. Las partes mas afectadas en este tipo de crisis son aquellas que tienen una mayor representación cortical (como las manos, los brazos y la cara); la lengua puede tener sensación de entumecimiento picazón o alteración de la temperatura. Las alteraciones faciales pueden, en ciertos casos, ser bilaterales.

Ocasionalmente existen manifestaciones intraabdominales tales como sensación de plenitud, distensión gástrica o náuseas, de manera particular en los casos de compromiso de las regiones laterales o inferiores del lóbulo parietal.



Cuando se describen sensaciones dolorosas estas suelen ser percibidas como "quemaduras u ardores", con grados variables de intensidad. Pueden presentarse alteraciones visuales con alucinaciones y distorsiones del campo visual, metamorfopsias (alteración de la percepción), elongación de las imágenes o disminución de las mismas son también observadas; sobre todo si el afectado es el hemisferio no dominante.



Otras manifestaciones son las de entumecimiento de alguna parte del cuerpo, sensación de que una parte del cuerpo falta o está ausente, pérdida del reconocimiento de alguna parte del cuerpo (asomatognosia), también más frecuentes en el hemisferio no dominante.

Las sensaciones de vértigo o desorientación en el espacio son indicativas de afectación de la zona inferior del lóbulo parietal. Cuando el afectado es el hemisferio dominante pueden agregarse alteraciones en el manejo del lenguaje, ya sea en la recepción de este (comprensión) como en la emisión (expresión) del mismo.

© 2013 by Victor Alejandro Gaona. All rights reserved.

Centro Medico la Costa

021 217 17 17   /  021 217 10 00​